Esta mañana al levantarme

foto: Jasmic

foto: Jasmic

En el andén del metro
la mañana,
todas las mañanas del mundo
(salvo Agosto y Domingo),
se arrastra
con desidia.

Allí, justo a las 07:55,
me puedes ver cada mañana.
Soy ése que está de pie,
embutido entre otros cuerpos,
otros rostros, otros ojos somnolientos
que miran
pero no ven.

Como cada mañana,
me dirijo a la oficina.
Cinco paradas justas
separan mi cama
de mi despacho.

Me agarro a la barra de metal
y parece que juegan
(dedos anónimos) a construir
columnas desnudas en el aire.

De pronto, el roce involuntario
de una mano
me recuerda que esta mañana
al levantarme
de nuevo he olvidado

besarte.

Carol Gómez Pelegrín

Usted

Usted se ha ido. Pero tampoco conviene drama-
tizar
las cosas.
Cuando salgo a la calle,
aún me quedan tapas risueñas en el tacón,
y mis medias de malla consiguen reducir la cintura
de la tristeza
si su ausencia va silenciándome en una resaca de escar-
cha.
O sea, que no estoy tan mal.
Porque yo podré ser de vez en cuando un eclipse. Pero
nunca
un eclipse sin sangre de luz.

—-Almudena Guzmán, Usted

Guzmán és de Madrid, llicenciada en filologia hispànica. Va fer la tesi sobre Quevedo. A la seva poesia es respira neosurrealisme i sensualitat, tot fet amb un llenguatge sincer, que sembla espontani i natural però que, evidentment, està treballat i pensat perquè així ho sembli.
Si voleu llegir més poemes d’ella, consulteu: amediavoz.com